Técnicas de negociación efectivas

6/09/2018

Si quieres entrar en el mundo de los negocios, es de suma importancia que sepas cómo negociar de forma efectiva. Existen algunas técnicas de negociación que te serán de gran ayuda para hacer no fallar en el intento. A continuación te explicamos algunas de ellas.

Controlar tus emociones y buscar la empatía

Una de las cosas más importantes que deben ser cuidadas durante una negociación es el lenguaje corporal y las emociones. Si estás ansioso por cerrar un trato, si necesitas con gran urgencia hacer un negocio en particular, debes controlarte y no mostrar tus aspiraciones, ya que la parte con la que quieres negociar podría intentar sacar provecho de esto.

Asimismo, es fundamental que busques crear una empatía con la persona o empresa con la que quieres llegar a cerrar un trato. Está comprobado que las negociaciones en las que ambas partes se llevan bien y buscan beneficiarse de igual forma, son mucho mejores.

Brindar varias opciones e identificar soluciones para ambas partes

Otro aspecto fundamental para negociar de forma efectiva es ofrecer distintas opciones a la otra parte. Déjales claro las alternativas que tienen para que puedan evaluarlas sin compromiso alguno. De esta manera, la otra parte podrá analizar lo que mejor le convenga de acuerdo a las opciones que les has dado.

Además de brindar múltiples opciones, también es importante poder identificar los pros y contras que pueden experimentar ambas partes en caso de no poder cerrar el trato. De esta forma puedes exponer el escenario y plantear un negocio en el que ambas partes puedan estar conformes y salir igualmente beneficiadas.

Asimismo, una técnica efectiva para negociar es la preparación ante respuestas o posturas inesperadas. Al imaginar todas las situaciones posibles, nada de lo que la otra parte manifieste te tomará desprevenido. De esta manera puedes estar preparado para dar siempre una respuesta. Así que procura evaluar todos los escenarios posibles.

Negociar se trata de buscar el mejor trato para ambas partes, solucionar conflictos y dialogar para llegar a acuerdos en los que todos puedan sentirse conformes y satisfechos. Si aplicas correctamente cada una de las técnicas dadas anteriormente, podrás llegar a ser un excelente negociador.

Recuerda que es fundamental crear empatía con los clientes y ofrecerles distintas alternativas para que se sientan cómodos y con la libertad de escoger lo que más le favorezca.